domingo, 7 de septiembre de 2008

Policía especializada allana en masa comunidad de Victoria en Chile.

Ya se registran seis detenciones desde el incendio a propiedades de los latifundistas en Vilcún. El gobierno chileno a través de los fiscales y sus policías no han podido encontrar culpables, por lo que arman un espectáculo represivo, con enormes allanamientos, montajes político-judiciales y detenciones arbitrarias en comunidades que tienen historia de lucha ligada a la CAM.

Gulumapu_Alrededor de 130 efectivos de la Policía de Investigaciones en 30 vehículos policiales, allanaron ayer jueves el Lof Domingo Trongol en una búsqueda desesperada de personas a quienes culpar por alguna de las acciones de resistencia mapuche que han reducido a cenizas intereses forestales y latifundistas.
Fue detenido el peñi Carlos Cayupe Ayllapan, como "sospechoso de un atentado el 26 de diciembre pasado".
Trece casas fueron violentadas por la PDI, 10 efectivos por vivienda, personal proveniente de Victoria, Angol, Traiguén, Los Angeles y Temuco, todo coordinado por el fiscal Miguel Angel Velásquez, cabecilla de la violencia contra las comunidades mapuche. La oreden específica era dar con los autores del incendio a un camión ocurrido el 26 de diciembre de 2007 en el sector de Quino, a cuatro kilómetros del retén de carretera y cerca de 10 de Victoria.
Habrían encontrado "armas de fuego, ropa de camuflaje", celulares y hasta una motosierra. Elementos de trabajo que se pueden encontrar en cualquier casa de campo: "Logramos la incautación de algunas vestimentas, dos escopetas y una pistola. Pericias posteriores nos permitirán determinar si fueron o no utilizadas en la comisión de ilícitos" dijo el prefecto Jaime Almuna, jefe de la PDI en la provincia de Malleco.
El peñi Cayupe fue formalizado en el Tribunal de Garantía de Victoria, donde habría quedado con arresto domiciliario total, con un plazo de 90 días para la investigación. 40 de ellos con caracter reservado.
El fiscal Velásquez, presente en la audiencia indicó que la participación del peñi Cayupe estaría acrditada por "testimonios de algunos testigos de los hechos", quienes lo habrían identificado como "la persona que lideraba el accionar del grupo de desconocidos". Además tendría antecedentes que permiten determinar que "durante los días previos se produleron reuniones de planificación del ataque".
Decretaron además secreto de otros antecedentes por haber aun arremetidas policiales pendientes.
Chequenco
En tanto, el miércoles fue detenido en un camino aledaño y tras un allanamiento, el peñi Juan Bernardo Lican Melinao, acusándolo de la quema de un camión el 26 de abril pasado en el fundo San Ramón de Ercilla.
La sección de investigaciones policiales de carabineros lo trasladó a la segunda comisaría de Collipulli, donde pasó la noche siendo formalizado ayer en el Juzgado de Garantía de la ciudad.
El peñi Juan Lican Melinao se suma a los cinco peñi encarcelados en Angol por la misma causa, además de uno que desconoce la justicia chilena y evita su encarcelamiento pasando a la clandestinidad.
Ya habían sido detenidos dos peñi de Chequenco el pasado sábado 30 de agosto, Ramón Rosas Traipe fue liberado luego de ser interrogado por la policía de investigaciones. Mientras Leonardo Lican Ñanco quedó con prisión preventiva en Angol junto a sus cuatro peñi inculpados.
PDI especializada
La Policía de Investigaciones (PDI) ha dispuesto la conformación de tres equipos especializados de sus secuaces con dedicación exclusiva a violentar las comunidades mapuche. Serían más de 30 efectivos de la policía civil que se encuentran de manera permanente en la zona con el fin de "reunir antecedentes y prevenir la ocurrencia de nuevos ataques".
Contarían con una serie de recursos materiales y tecnológicos, además de seis vehículos especialmente equipados para cumplir con su repudiable accionar.
Esto se suma al constante hostigamiento y trabajo de inteligencia desarrollado por esta institución del estado chileno en cada una de sus unidades y brigadas de investigación ubicadas en comunas estratégicas de la zona.
Algo de esto se había escuchado en noviembre del 2007 cuando inventaron que el exlautarista prófugo de la justicia chilena se escondía en Temucuicui. Entonces se estableció en Ercilla un equipo especializad y multidisciplinario de 15 mayores de todas los organismos policiales.
Presiones y respuesta
El subsecretario del interior no perdió la oportunidad para presentar estas detenciones como respuesta a las presiones empresariales y de la derecha política: "hay que dejar en claro que podrá pasar un tiempo, pero la impunidad no va a ser la forma de resolver estos temas. Quienes han participado en ilícitos deben esclarecer su situación ante la justicia".
Entre esas presiones, Francisco Alanís, presidente de la gremial CorpAraucanía, advirtió que "más allá del trabajo de las policías, hay que revisar cómo está funcionando el sistema judicial". Esto porque de todos los detenidos, por ninguno se han presentado argumentos suficientes para mantenerlos en prisión preventiva.
Por otro lado, el abogado y exjuez Juan Guzman Tapia calificó de "Imprudente" el comportamiento del ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, en la Araucanía. Aseguró que la actitud del Ejecutivo de usar la fuerza "se puede asimilar a algo que es un genocidio en cuanto a los resultados", pues puede llevar a la segregación de los grupos. "Cuando ocurren actos de terrorismo por parte del Gobierno, terror estatal, el riesgo es que se cometan crímenes de lesa humanidad", criticó.