viernes, 13 de junio de 2008

Tribunal absuelve de cargos a Héctor Llaitul Carillanca

Fuente.Azkintuwe
El tribunal señaló que se había acreditado el delito de incendio y el porte y tenencia ilegal de armas, pero las pruebas aportadas no fueron suficientes para establecer la participación de Llaitul más allá de toda duda razonable. Durante el juicio, el ex juez Juan Guzmán, quien encabezó la defensa de Llaitul, manifestó su convicción de la inocencia de su cliente. Dirigente abandonó la cárcel de Temuko a las 13:15 horas de ayer jueves.

TEMUKO / Tras ocho dias de juicio oral y más de un año en prisión, el asistente social y lider de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), Héctor Llaitul Carillanca, fue absuelto ayer jueves de los cargos de incendio, porte ilegal de armas y receptación por los tres jueces del Tribunal Oral de Temuko. Los magistrados decretaron además su libertad inmediata, mientras que Roberto Painemil Parra fue declarado culpable del delito de porte ilegal de armas e inocente de los delitos de incendio y tenencia ilegal de municiones.

Llaitul, junto a Painemil, estaba acusado de haber dirigido un grupo de 8 personas que la noche del 25 de diciembre del 2006 quemó un camión forestal, una torre de madereo y una máquina trineumática en el fundo "Las Praderas", de Cholchol. El Ministerio Público había pedido 9 años de cárcel para ambos, por lo que la sentencia absolutoria del dirigente de la CAM fue recibida con gritos de apoyo de familiares y amigos que se hicieron presentes en el tribunal.

El tribunal señaló que se había acreditado el delito de incendio y el porte y tenencia ilegal de armas, pero las pruebas aportadas no fueron suficientes para establecer la participación de Llaitul en el incendio ocurrido en el predio forestal. "Con la prueba aportada por la acusadora fiscal y la querellante durante el contradictorio, no se logró superar la presunción de inocencia que lo ampara", concluyeron los magistrados Luis Torres, Oscar Viñuela y Jorge González.

Subrayaron además que "nadie podrá ser condenado por delito sino cuando el tribunal que lo juzgare adquiere más allá de toda duda razonable, la convicción de que realmente se hubiere cometido el hecho punible objeto de la acusación y que en él hubieren correspondido al acusado una participación culpable penada por la ley".

Montaje judicial

Durante el juicio, el ex juez Juan Guzmán Tapia, quien encabezó la defensa de Llaitul manifestó su convicción de la inocencia de su cliente y denunció un "montaje" para inculparlo. Incluso, calificó de "autoatentados" algunos incendios atribuidos a comuneros mapuches en la zona. Agregó que el día de los hechos, su defendido estaba con dos de sus cinco hijos en casa de unos amigos cerca de la localidad de Labranza, a 35 km del lugar del atentado, algo que según la fiscalía Llaitul nunca declaró cuando fue inculpado, hace más de un año.

Sin embargo, diversos testigos presentados por su defensa corroboraron esta situación, dejando en evidencia lo irregular de la acusación y el posterior enjuiciamiento del dirigente mapuche. Pamela Pessoa, esposa de Llaitul, señaló que la experiencia del ex magistrado que procesó al dictador Augusto Pinochet fue vital para conseguir esta sentencia absolutoria. Realizó además un ferviente llamado a la justicia a liberar a los demás presos políticos mapuches, recluidos en diversos penales del sur de Chile.

Pablo Ortega, abogado defensor de Llaitul, manifestó a radio Bio Bio que "hay una gran satisfacción por dos motivos. En primer lugar, porque una persona inocente sale en libertad tras estar mas de un año en prisión. Y también porque a pesar de las presiones existentes, el tribunal valoró la prueba en su mérito y resolvió absolver a mi defendido... Esto refuerza la tesis de la defensa de que aquí se ha usado a los tribunales, a la justicia, para implementar una persecución política contra el pueblo mapuche".

Destacó el abogado que no se logró tampoco acreditar el origen del siniestro en el predio forestal, atribuido por la fiscalía a comuneros mapuches. Los magistrados subrayaron enfáticamente que si bien reconocen la existencia de un siniestro en el Fundo Las Praderas la noche del 25 de diciembre de 2006, el "origen no se estableció durante el juicio con la prueba rendida por la acusadora y querellante".

Héctor Llaitul, quien abandonó la cárcel de Temuko a las 13:15 horas de ayer, fue detenido por la Policía de Investigaciones en Concepción el 22 de febrero de 2007 y formalizado por la fiscalia de Nueva Imperial sobre la base del testimonio obtenido bajo tortura de Roberto Painemil. De profesión asistente social (Universidad de Concepción) y padre de cinco hijos, Llaitul hasta la fecha de su arresto se encontraba en la clandestinidad por la persecución judicial contra la CAM, de la cual es su principal dirigente.

La lectura de la sentencia definitiva para Painemil será dada a conocer por el mismo tribunal el jueves 19 de junio a las 16:00 horas. El defensor penal particular de Painemil, abogado Juan Enrique Prieto, tiene confianza en que la pena que se le aplicará al comunero de Vilcún se dará por cumplida. Painemil arriesga penas inferiores a 3 años por el delito de porte ilegal de arma y ha permanecido en prisión desde el día en que ocurrieron los hechos. Ello le permitiría quedar automáticamente en libertad una vez leida la sentencia / AZ