martes, 21 de octubre de 2008

Los Benetton perdieron juicio que intentaba desalojar a Mapuche

Fuente.Meli wixan mapu
La Cámara de Apelaciones en el dictado del rechazo a lo solicitado por la Compañía de Tierras del Sud Argentino (Grupo Benetton), dejó sentado que la comunidad mapuche no incurrió en ningún daño, y que los actos materiales estuvieron acotados a estrictas necesidades básicas para desarrollar sus vidas y su cultura ancestral.
Puelmapu/Sta Rosa leleque_Acompañada del asesor letrado Edgardo Manosalva, ayer visitó los Tribunales locales Rosa Nahuelquir, de la comunidad mapuche “Santa Rosa Leleque”, para continuar con los trámites legales relacionados con su lucha por la reconfirmación de sus derechos sobre tierras de Leleque en la cual se asentaron varias familias a partir del 14 de febrero del año pasado, y que fuera motivo de acciones judiciales por parte de la Compañía de Tierras del Sud Argentino propiedad del grupo Benetton, procurando el desalojo, petición que ha sido rechazada.
El abogado Manosalva en una rueda de prensa comentó que el pasado 2 de octubre, la Cámara de Apelaciones del Noroeste del Chubut, confirmó el rechazo al desalojo que había dictado el Juez de Primera Instancia, Dr. Omar Magallanes, el 30 de mayo del año en curso. Dicho rechazo al desalojo de la comunidad mapuche “Santa Rosa Leleque” de un predio de Leleque dispuesto por el citado magistrado, fue apelado por los Benetton, con el revés indicado el 2 de octubre.
La Cámara de Apelaciones en el dictado del rechazo a lo solicitado por la Compañía de Tierras del Sud Argentino, dejó sentado que la comunidad mapuche no incurrió en ningún daño, y que los actos materiales estuvieron acotados a estrictas necesidades básicas para desarrollar sus vidas y su cultura ancestral.
Como conclusión el letrado patrocinante del grupo aborigen dijo que el fallo consolida la posición de esa comunidad, pero advirtió que hasta que no se conozca el último dictamen judicial otorgándole la posesión de su territorio ancestral, “no estará nada ganado”. Por otro lado el abogado Edgardo Manosalva puntualizó que la Justicia no tiene por contestada la demanda en nombre de la comunidad Santa Rosa, porque considera –de manera errónea y discriminatoria, rechazó el profesional- que sólo existe a partir de la inscripción en la Escribanía General de Gobierno, lo que sucedió el 31 de agosto del año pasado. Pero en ese contexto recalcó que es público y notorio que la recuperación (de tierras) en febrero de 2007, fue realizada por la comunidad y no por sus integrantes de manera individual ni por terceros. Manosalva invocó un escrito del Instituto Nacional de Asistencia Indígena (INAI), el cual expresa que ni la Constitución Nacional ni el Convenio 169 relacionado a Pueblos Originarios, exigen una constitución como entidad para que la comunidad sea reconocida como tal. En el diálogo con la prensa Rosa Nahuelquir precisó que en el predio conviven unas 30 personas entre chicos, adultos y abuelos, que trabajan en la huerta y crían 4 corderos y 8 gallinas.
Aseguró la integrante de la comunidad “Santa Rosa Leleque” que desde que comenzó esta lucha por la tierra, están firmes y el fallo del 2 de octubre sólo es un paso más, a la vez que pidió a la Justicia que levante una medida cautelar vigente que impide mejoras y construcciones nuevas, porque “queremos tener una vivienda digna”.
En el mismo sentido la señora Nahuelquir dio lectura a un comunicado en el que sostienen que desde el 14 de febrero del 2007 han pasado un año y ocho meses, de lucha y resistencia y que “seguimos luchando por nuestros derechos y dignidad”, insistiendo en que la Justicia no debe hacer oídos sordos a sus reclamos.