lunes, 27 de octubre de 2008

En Chile se sigue torturando:Policía de Investigaciones tortura y amenaza con corriente al preso político Mapuche Julio Cayhuan.

Fuente.http://redchem.entodaspartes.org/
Dicen que la dictadura terminó. La militar querrán decir. Porque los actos de terrorismo de Estado se siguen cometiendo en contra de los luchadores sociales Mapuche. El preso político Mapuche, Julio Cayhuan, integrante de la comunidad Mapuche Autónoma Temucuicui, denunció, mediante un comunicado público, haber sido amenazado con corriente por parte de la Polícia de Investigaciones de Angol por negarse a delatar a otros peñís y lagmien que levantan las banderas de la resistencia Mapuche. Además -agregó en la misiva- señaló haber sido trasladado a una "misteriorsa casa" en donde fue fotografiado y presionado para que hablara. Todo esto, pese a haberse entregado voluntariamente a la "justicia chilena" a causa de los constantes allanamientos que eran víctimas su familia y otros miembros de la comunidad.

Gulumapu_Declaración pública
Yo Julio Juan Cayhuan Nahuelpi, miembro de la Comunidad Mapuche Autónoma Temucuicui, como preso político Mapuche desde la prisión política, denuncio ante la opinión pública local, nacional e internacional, lo siguiente:
1.- El día sábado 18 de octubre del 2008, concurrí a la comisaría de la ciudad de Collipulli, para presentarme ante la justicia chilena, en vista a que era víctima de una constante y grave persecución, allanamientos nocturnos a mi vivienda buscándome, en donde claramente estaban en peligro mi grupo familiar, esto porque eran detenidos e interrogado sobre mi situación judicial, no teniendo claro cuáles eran las acusaciones que me estaban atribuyendo.
2.- Al llegar a la comisaría donde me presenté, comenzó unas series de atrocidades, procedimientos irregulares que terminaron en graves torturas. Una vez presentándome a la comisaría de Collipulli, fui detenido por carabineros, alrededor de las 8 de la tarde me sacaron de la comisaría sin saber dónde me llevaban, me trasladaron a una casa que nunca en mi vida había visto. En esta se encontraba gente que yo no conocía, también entre ellos habían uniformados, en este lugar me amarran a una reja para fotografiarme ya que me opuse fuertemente a esto, debido a que procedieron a violentarme con golpes de puño y patadas en todo mi cuerpo. Luego de esto me hacen caminar por una calle oscura en donde también me fotografiaron.
3.- A las 1 de la mañana aproximadamente fui trasladado nuevamente, pero ahora a la ciudad de Angol, al cuartel de la Policía de Investigaciones, en donde fui interrogado violentamente por personal, supuestamente, de la Policía de Investigaciones. Me muestran fotografías de las familias que viven en la Comunidad Mapuche Autónoma de Temucuicui, en ellas habían niños, jóvenes, ancianos, esto demuestra claramente la persecución, militarización y permanente vigilancia que se está haciendo a diario a los diferentes dirigente y no dirigentes de las comunidades indígenas, las cuales se siguen movilizando por reclamar y exigir el justo derecho a las tierras usurpadas. Como no accedí a dar información me amenazan con ponerme electricidad si yo no hablaba.
4.-El 19 de octubre se realizó mi control de detención dejándome en prisión preventiva y el 20 de octubre se realizó mi formalización, la cual se atrasó 2 horas ya que nunca llegó el abogado designado por la defensoría penal Mapuche, Ricardo Cáceres, quien también "defiende" al peñi Jaime Huenchullan (al cual no ha ido a visitar en todo su proceso). Fui formalizado por atentado incendiario en contra del particular René Urban en donde no existen las pruebas suficientes para culparme y culpar a los demás peñi y fui trasladado a la cárcel del Angol.
5.- Hago un llamado urgente a quien lea este comunicado a estar permanentemente informado, alerta y al tanto de lo que está ocurriendo a diario en el Wallmapu, que ocurre con los peñi que están presos en las diferentes cárceles del sur, a denunciar los abusos y las torturas, las cuales han vuelto hace unos años atrás en plena "democracia". Estar alertas a los nuevos juegos y tácticas del Estado chileno, ya que poco a poco va desmovilizando todo intento de reivindicación de presos políticos, separándonos en recitos penitenciarios apartados sin dejar que nos juntemos. La lucha no termina acá, está seguirá y se intensificará mientras sigan existiendo las injusticias cometidas a nuestro pueblo.
Marrichiweu
Julio Juan Cayhuan Nahuelpi.
Preso político Mapuche, recluido en la cárcel de Angol