jueves, 24 de julio de 2008

Desalojos y detenciones en toma de CONADI de Chile. (Gulumapu)

Fuente.www.identidadlafkenche.cl
Quedaron en libertad en la tarde del miércoles 23 (cerca de las 20.30 horas), cuarenta de los cuarenta y tres detenidos producto de la segunda toma a la sede Nacional de la Conadi que protagonizaron las comunidades mapuche movilizadas desde el martes 22. Los 3 detenidos restantes, serán pasados a control de detención debido a causas pendientes por temas de recuperación de tierras.
Gulumapu_En libertad quedaron en la tarde del miércoles 23 (cerca de las 20.30 horas), cuarenta de los cuarenta y tres detenidos producto de la segunda toma a la sede Nacional de la Conadi que protagonizaron las comunidades mapuche movilizadas desde el martes 22. Los 3 detenidos restantes, serán pasados a control de detención debido a causas pendientes por temas de recuperación de tierras.
Cabe recordar que movilizadas por demandas de tierras, comunidades de Curarrehue, Galvarino Ercilla, Collipulli, Traiguen Pitrufquen, y el Budi se tomaron la sede nacional de la Conadi, ubicada en Temuco, durante la mañana del martes 22. En la madrugada efectivos policiales desalojaron a los manifestantes, que se volvieron a tomar dicha sede y la del programa Orígenes durante la mañana del miércoles 23. Producto de esta segunda toma fueron detenidas cerca de 43 personas, entre mujeres y hombres.
Según se informó, ya se han sumado 54 comunidades a la demandas en materia de restitución de tierras, educación, economía y autonomía. Las comunidades movilizadas pertenecen a los sectores de: Currarehue, El Budi, Pitrufquen, Ercilla, Collipulli, Galvarino, Traiguen, y Lumaco. Además, se ha sumado el hogar de estudiantes mapuche Pelontuwe.
Las más de 150 personas movilizas durante el miércoles 23 reiteraron su acusación de falta de diálogo por parte del gobierno y el incumplimiento de las promesas por parte de la Conadi y del Comisionado Presidencial para Asuntos Indígenas, Rodrigo Egaña.
Uno de los voceros del movimiento, Juan Pichún, acusó a la falta de voluntad del director nacional de la Conadi que no se llegara a un buen acuerdo y se continuará con el conflicto.
Asimismo, desmintió las declaraciones venidas de Conadi que señalaban que los integrantes de las comunidades ocuparon en forma violenta las oficinas. “En todo momento, estamos abiertos al diálogo y si lo hubiéramos hecho -cortado diálogo y ser violentos- no se hubiera hecho presente la intendenta a las 2 de la mañana en el mismo recinto ocupado. Lo que dice la Conadi es una gran falsedad”, manifestó Juan Pichún.
Pichún adelantó que seguirán movilizados si no llega a una pronta solución a sus demandas (que venga la Ministra de Mideplan o el Subsecretario de esta cartera a conversar con ellos a la región de la Araucanía para buscar solución a los temas que demandan) y realizó un llamado a que: “todas las organizaciones mapuche y sociales deben sumarse a esta justa y noble causa”.
Llamado desde Identidad Lafkenche

Dirigentes de la Identidad Territorial Lafkenche solidarizaron con las comunidades mapuche movilizadas, especialmente con los lafkenche del Budi, y llaman al gobierno a cumplir la palabra empeñada.
El dirigente lafkenche y alcalde de Tirúa Adolfo Millabur señaló que es imprescindible solucionar el problema de tierra que demanda el pueblo mapuche y que si existen promesas y acuerdos -desde la Conadi y el Comisionado- se deben cumplir.
Miguel Cheuqueman, representante lafkenche de Osorno, llamó a cumplir el acuerdo respecto a tierras antiguas. Cabe recordar que el Comité de Derechos Humanos, órgano encargado de la supervigilancia del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, en sus observaciones al informe de Chile, lamentó la información de que las "tierras antiguas" continúan en peligro debido a la expansión forestal y megaproyectos de infraestructura y energía, expresando que el Estado chileno debía realizar todos los esfuerzos para que sus negociaciones con las comunidades indígenas lleven a encontrar una solución que respete los derechos sobre las tierras de esas comunidades.
Mirta Ñancuan, en representación de Tolten, considera “injustificada la actitud del gobierno que no da posibilidad de diálogo” y agregó que actualmente no se vive una democracia para el pueblo mapuche. Asimismo, criticó como se ha enfrentado el tema indígena en general por parte del gobierno.
En tanto Bladimir Painecura, de Carahue, señaló que la represión mostrada por las fuerzas policiales en este caso, como en muchos otros, no hace más que agudizar el conflicto.