lunes, 25 de mayo de 2009

Municipio de Villa La Angostura discrimina al Pueblo Mapuche

Fuente.http://www.diarioandino.com.ar/notasweb/21-5-09-mapuches.htm
Por primera vez el gobierno comunal planteó su posición. Refutó todos los argumentos utilizados por los Paisil Antriau sobre el reclamo territorial y pidió a la provincia “un compromiso firme en la solución concreta e inmediata de este conflicto”.
Puelmapu_Por medio de una Carta abierta a la Comunidad, el gobierno de Ricardo Alonso definió su postura respecto del reclamo territorial que llevan adelante integrantes de la comunidad Mapuche local Paisil Antriu en el faldeo del Cerro Belvedere.
En el inicio de la misiva, se refiere al tema como “frecuentes hechos de ocupación, violencia y falta de legalidad que han ocurrido desde el año 2005”.
Para contextualizar su postura y siguiendo la línea que reciamente adoptaron los Convencionales Estatuyentes (cuando no reconocieron a la comunidad como un “pueblo originario” de la localidad), desde el ejecutivo comunal sostuvieron, en base a los relatos de vecinos nacidos en Villa, que en la región convivían de manera pacífica “muchos vecinos de descendencia, alemana, chilena, italiana, mapuche, etcétera”. Al establecer esta comparación, el gobierno dejó en claro que no considera a los Mapuche como originarios.
“Si la discusión está centrada en la existencia de una Comunidad Mapuche en estas tierras, contra la aparente entrega de un lote pastoril en condominio a dos familias provenientes de Chile (los Antriau y los Paichil), se debe llevar a cabo de una vez por todas un serio y profundo análisis de la controversia, ya que información y relatos al respecto es lo que abunda y sobra para esta discusión”, sostuvo el gobierno
Puntos sobre las “ies”
“Nada justifica la anárquica situación que se está desarrollando en el Cerro Belvedere y el perjuicio que esto trae a toda nuestra Comunidad, tirando por la borda el esfuerzo de años hecho por los que nos precedieron y los que hoy intentamos hacer de Villa La Angostura un destino tranquilo, confiable, amigable, sustentable y con seguridad jurídica”, se manifestó enla carta haciendo obvia referencia a la escalda de hechos violentos protagonizados por mapuches durante los ultimós tiempos.
En cuanto a los desalojos ordenados por la Justicia Argentina, desde el gobierno dijeron “no entender” el hecho de que “sean resistidos con violencia argumentando que es “Tierra Mapuche” cuando la información catastral y dominial existente indicaría lo contrario”.
Otro punto cuestionado fue el concepto de “comunidad Abierta” que actualmente manejan los Paisil Antriu, el ejecutivo afirmó que “los no Mapuches” superan en número a los descendientes verdaderos de sangre Mapuche.
Respecto del conflicto territorial, se lo calificó de “índole Social” y de ser aprovechado “por algunos que no se dejan ver”.
Por ultimo, anunciaron que desde la comuna se les solicita a las autoridades Provinciales un compromiso firme en la solución concreta e inmediata de este conflicto, dentro del marco legal y social vigente; y a ambas partes, cordura y respeto para con el otro.
El reconocimiento
Los únicos puntos en los cuales el gobierno revalorizó o reconoció a la comunidad local fueron “la cultura, las costumbres y el arte, y, sobre todo, su Cosmovisión y su relación con el entorno, a diferencia de nuestra propia torpeza en el mal uso de los recursos naturales y nuestra conflictiva relación con el medio ambiente”.
También coincidió con los aborígenes en que “históricamente la gran mayoría de los pueblos originarios fueron perseguidos y despojados de sus tierras y pertenencias por el hombre blanco sobre el fin del siglo XIX”.