viernes, 15 de mayo de 2009

Justicia militar evalúa dar impunidad al asesino de Matías Catrileo

Fuente.Pais Mapuche
A fin de mes la corte marcial deberá decidir si deja sin efecto el auto de procesamiento que abrió la fiscalía militar de Temuco por "violencia innecesaria con resultado de muerte" contra el carabinero Walter Ramírez, quien fue el autor del disparó que mató al weichafe Matías Catrileo.
Gulumapu_La madrugada del tres de enero del 2008, un grupo de comuneros del Lof Yeupeko-Fillkun ingresaba al fundo Santa Margarita, territorio mapuche usurpado por los Luchsinger, familia de latifundistas en la zona de Cautín. Los guardias policiales del fundo, sin la más mínima provocación abrieron fuego contra los mapuche quienes huyeron de la balacera asesina.
Una de esas balas alcanzó por la espalda al weichafe Matías Catrileo, falleciendo en el lugar. Los medios salieron a la defensa de los asesinos, inventando un supuesto enfrentamiento armado y que los carabineros usaron sus ametralladoras en "defensa propia".
Nadie creyó eso. Los peñi no llevaban más armas que su desición por recuperar lo que les pertenece. Incluso, pese a los cobardes rumores de carabineros, nadie se atrevió a negar que la bala impactó por la espalada a Matías. Tampoco han podido ocultar que fue el cabo Walter Ramírez quien efectuó el disparo con su armamento de guerra al servicio de los latifundistas.

Impunidad
A más de un año de iniciado el procesamiento contra el asesino en la fiscalía militar de Temuco, una solicitud de dejar sin efecto este procesamiento ingresó a la Corte Marcial de Santiago, presentado por su defensa. Con esto buscan liberar de todos los cargos al carabinero y cerrar en forma definitiva el proceso.
El abogado Gaspar Calderón, defensor de Walter Ramírez, confirmó que en cerca de tres semanas más se pronunciaría la Corte Marcial sobre su solicitud de impunidad. Señaló además que ellos tienen claro que el uniformado actuó "cumpliendo una orden judicial y en legítima defensa".
Walter Ramírez hoy sigue trabajando normalmente como carabinero, el único cambio después del asesinato, fue sacarlo de la Araucanía a otro lugar reservado para su seguridad.
La misma situación gozan hoy los carabineros asesinos del weichafe Alex Lemún y del operario forestal Rodrigo Cisterna, quienes han recibido felicitaciones por sus actos y han ascendido en la institución.