viernes, 15 de mayo de 2009

Explotación irracional de la minería y el petróleo en la Provincia de Neuquén

Fuente.HERNAN SCANDIZZO
Petrolera Piedra del Águila intentó nuevamente ingresar a la comunidad Huenctru Trawel Leufu, retornando la inseguridad a la zona de Picun Leufu. Juan Carlos Curruhuinca, de la comunidad, contó la situación vivida en el lof.
Puelmapu/Newken_ Hace unos días, un oficial de justicia llegó acompañado por representantes de Petrolera Piedra del Águila (PPA) y policías -que se trasladaron en patrulleros sin patente- para cumplir una orden de la jueza civil de Cutral Có Nancy Noemí Vielma: que la empresa ingrese a la comunidad para realizar tareas de exploración. Los comuneros, al tanto de la medida judicial, esperaban en la tranquera y allí resistieron, apoyados por otras comunidades y organizaciones sociales.
El conflicto en esa comunidad –ubicada en las afueras de Picún Leufú, a 130km al sur de Neuquén Capital- comienza a mediados de 2007 y a poco de iniciarse se instaló la violencia estatal y paraestatal: los comuneros sufrieron la quema de un auto y una vivienda, además de numerosas amenazas y agresiones. Por esos antecedentes no es descabellado anticipar que de no llegarse a una pronta solución el desempleo, que actualmente asoma en el horizonte del gremio petrolero, será utilizado para promover acciones de los trabajadores contra los mapuche.Juan Carlos Curruhuinca, de la comunidad Huenctru Trawel Leufú, contó la situación vivida en el lof.

- ¿Qué anduvo pasando?
Llegó una orden de la jueza Vielma de Cutral Có donde autorizaba a abrir la tranquera por la fuerza, con la policía, en complicidad de la empresa Petrolera Piedra del Águila. Estuvieron [representantes de la empresa] Santiago Gastaldi [el Gerente de Producción], Alberto Zappa [ex secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio de Plottier durante la gestión de Pilar Gómez, su cuñada]- y [David] Torres [sindicado por los comuneros como encargado de relacionarse con grupos de choque]-; la policía de Picún -el comisario y toda su gente-… Digamos, un grupo de 12 personas. El oficial de justicia, que venía a cargo de la jueza Vielma, y también un representante del gobierno provincial –el mismo que firmó la resolución 0310 para hacer en la comunidad el trabajo de [impacto en el] medio ambiente, cultural y relevamiento territorial. La misma gente que firmó esa resolución andaba apoyando esta injusticia, en la complicidad entre el poder y la justicia, la policía y la petrolera, tratando de entrar por la fuerza al territorio.Lo que parecía vergonzoso es que el mismo abogado de la empresa Petrolera Piedra del Águila, Alejandro Diez, insistiera al oficial de justicia, lo presionaba, lo apuraba, para que le diga a la policía que actúe y tome cartas en el asunto.
- ¿Ustedes recibieron una notificación de la Justicia que tenían que permitir el ingreso de la petrolera?
Sí, ayer, casualmente notificaron… Anteriormente ya habían querido ingresar, hace quince días atrás, los sacamos y con esa misma nota nos presentamos a los abogados y los abogados informaron a la provincia que hay que trabajar en la resolución 0310 y que no podían pasar por arriba de los derechos de los pueblos originarios ni por esa resolución; por lo tanto las veces que querían ingresar al territorio tenían que ser informados ellos. Hoy la jueza le mandó una nota a los abogados diciéndole que la empresa había solicitado, basada en una vieja medida cautelar, otra orden para ingresar al territorio y hacer el trabajo de sísmica, perforación, exploración, todas esas cosas… y empezar, como quién dice, a destruir el territorio.La comunidad ya estaba alarmada, nos estamos organizando con otras comunidades, organizaciones sociales, partidos que apoyan la causa de los pueblos originarios -que se hicieron presentes en un grupo de 28, 30 personas-, impedimos que rompieran la tranquera. A pesar de todo eso nos llevamos los insultos de Alberto Zappa, Santiago Gastaldi. Insultaban a la comunidad, tratándonos de lo peor, que éramos usurpadores y que éramos indios no sé cuánto, por no decir “indios de mierda”. Y el abogado Alejandro Diez exigiéndole al oficial de justicia que tome cartas en el asunto y obligue al personal policial a que actúe…
- La situación fue de alta tensión hoy, ¿cómo se resolvió eso? ¿La empresa se retiró, la policía, el oficial de justicia también?
Sí, se retiró el oficial de justicia porque en la tranquera había mujeres, había niños, adolescentes, konas, había algunas ñañas, las ñuke, estaba el lonko, las lamgien, werkenes. Peñis que estaban acompañando y gente que venía de otras organizaciones.