jueves, 20 de noviembre de 2008

Mapuces ocupan escuela “Mama Margarita” ante imposición del albergue por parte del Consejo Provincial de Educación de Neuquen.

Radio AM 800 Wajzugun.
“El sistema de albergue atenta contra la forma de educar de nuestro Pueblo y sus Autoridades Originarias, encargadas del aprendizaje y la Educación mapuce ”; Señala la comunidad en nota enviada a la presidenta del CPE, (Consejo Provincial de Educación), Patricia Ruiz quien a pesar de estar en conocimiento de la negativa por parte de la comunidad, promovió la resolución de reapertura del denominado “Hogar Mama Margarita” como Albergue.
Fotografia: Logko Lof Painefilu Miguel Huenuquir.
Puelmapu_ Los integrantes de la comunidad mapuce Painefilu , junto a werken de la Confederación Mapuce Neuquina ocuparon ayer las instalaciones de la escuela Mamá Margarita para oponerse a lo que afirman es la decisión del Consejo Provincial de Educación (CPE) de aprobar una resolución para que el establecimiento funcione como escuela albergue.
En el día de ayer se le hizo conocer a la presidenta del CPE, Patricia Ruiz mediante una nota enviada por el longko Roberto Huenuquir a la subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz, el sistema de escuela albergue “atenta contra la forma de educar de nuestro pueblo y sus autoridades originarias”.
Además el pueblo mapuce asegura que ese sistema “anula todos los procesos de educación autónoma, en donde se entiende que los procesos del conocimiento se transmiten en ámbitos sociales y junto a la familia en forma constante”.
Los reclamos de la comunidad respecto de la educación para los picikece (chicos) y el funcionamiento del establecimiento como alberge son de larga data, al punto tal que en diciembre de 2006 se intimo por carta documento a las monjas de la congregación María Auxiliadora a que dejen el establecimiento escolar ya que como señalan en la nota enviada a Ruiz “El sistema de albergue, promueve en los niños una religión ajena, asimilando nuestra forma de entender el mundo desde una filosofía distinta”.
Tras una serie de marchas y contramarchas en las que intervino incluso el propio obispo Melani y hasta el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, las monjas decidieron a mitad de este año abandonar la escuela para evitar “más división en el seno de la comunidad mapuche”.
Tras esto, el edifico escolar fue entregado al Consejo Provincial de Educación donde se comenzó a elaborar un plan de desarrollo del establecimiento a través de una comisión interdisciplinaria.
Otro punto de la nota enviada al CPE señala “El sistema de albergue, provoca un desarraigo generando individualismo y desvinculación con la familia”.
Desde las diferentes identidades territoriales de la confederación mapuce neuquina se comenzaban a movilizar los mapuce para apoyar el reclamo del lof (comunidad), Painefilu.