martes, 24 de febrero de 2009

Comenzó emblemático juicio politico a comuneros de Chequenco.

Nos encontramos nuevamente ante a un nuevo enjuiciamiento facista contra nuestro Pueblo Mapuche. Nuestros hermanos de la comunidad Newen Mapu José Millacheo de Chequenco encarcelados en Angol, comenzaron a enfrentar este montaje político-judicial orquestado desde el estado chileno, como la respuesta a las presiones capitalistas que ven amenazados sus intereses en el Wallmapuche.
A los ocho comuneros mapuche procesados se les culpa de ser autores del incendio de un camión forestal en el sector San Ramón de Ercilla el 26 de abril del 2008. Las elevadas penas que pide fiscalía van de los cuatro a los 15 años de cárcel.
Gulumapu. (Chile)_ Leonardo Lican Ñanco y Juan Toro Ñanco quienes se encuentran con medida cautelar, más Luis Millacheo Ñanco, Andres Lican Lican y Juan Lican Melinao, quienes actualmente se encuentran en prisión preventiva desde mayo del año pasado, son los cinco involucrados en este nuevo montaje político-judicial.
En tanto, la audiencia comenzó pasado el medio día donde en presencia del tribunal presidido por el juez Andrés Villagra Ramírez, fiscales y defensores dieron inicio a los alegatos de apertura.
Luego, el abogado antimapuche y fiscal exclusivo para la causa, Miguel Angel Velásquez manifestó que el hecho habría ocurrido posterior a un hurto de madera al interior de un predio propiedad de forestal Mininco. A ello, se sumó el abogado querellante de la gobernación provincial de Malleco, Héctor Herrera, para luego dar lugar a la intervención de Rolando Franco, abogado querellante transportes Lascar.
Defensa
Por su parte la defensa, integrada por Jaime López y Ricardo Cáceres, coincidieron con el fiscal Velásquez respecto a que el innegable ataque incendiario habría tenido su origen en un delito de robo de madera, antecedente que ya manejaba la Sección de Investigaciones Policiales SIP de la Segunda Comisaría de Collipulli y que llevó finalmente a la forestal-aquel 26 de abril- a retirar la madera ya faenada del lugar en un camión forestal; instante en que un grupo indeterminado de sujetos bloqueo la vía, intimidó al chofer en la cabina y posteriormente prendieron fuego a la máquina en el lugar. "Sin embargo, estos imputados no estaban en ese lugar en esa fecha y no tienen nada que ver con este acto, por lo que se descarta totalmente su participación" señaló López.
Cabe mencionar, que el viciado juicio que intenta inculpar a los comuneros de Chequenco, representa una vez más un emblemático caso de represión, hostigamiento y criminalización del pueblo mapuche dado que la fiscalía cuenta con cincuenta testigos, entre peritos, policias, y cinco testigos protegidos, quienes tras biombo, distorcionador de voz y bajo presión del fiscal darán las inventadas declaraciones para tratar de encarcelar a los comuneros.
Persecución
La Comunidad de Chequenco lleva más de una década manteniéndo el control territorial sobre el fundo Chiguaihue, tierras que eran usurpadas por Forestal Mininco. Años en que las familias mapuche han desarrollado un proceso de lucha mayor junto a las demás comunidades en conflicto por los derechos de nuestro Pueblo. De esa forma, han representado una amenaza para la expansión capitalista sobre territorio mapuche.
La constante persecusión y hostigamiento hacia nuestros hermanos se concreta hoy en este juicio político a cargo del fiscal Miguel Angel Velásquez, quien se ha ensañado contra esta comunidad, donde incluso niños han sido secuestrados e interrogados.
Consecuente con ello, Velásquez afirmó que el camión en cuestión fue atacado por retirar "madera robada" de la forestal. A lo que la defensa responde que sus defendidos no estaban aquel día en el lugar de los hechos, por lo que no tendrían nada que ver con eso.