lunes, 5 de enero de 2009

MATIAS CATRILEO: Que el Fuego de Tu Lucha ARDA hasta que el Ultimo Pedazo de Territorio Mapuche sea Recuperado!

Matías siempre simpatizó con la causa mapuche. Desde adolescente se interesó por su origen mapuche, por conocer más, renegando de las formas clásicas de gobierno, que él ya veía como opresión a su pueblo más que un estado de derecho.
TEMUKO / "Nos preparamos para el primer aniversario de la muerte de Matías, un horendo asesinato por el solo hecho de luchar por las justas reivindicaciones del Pueblo Mapuche", dice Mónica Quezada, madre del estudiante mapuche Matías Catrileo, a sólo horas de cumplirse un año desde su asesinato por parte de la policía en un predio en las cercanías de Vilcún.
Las actividades de conmemoración del primer aniversario de su muerte comenzaron anoche con la llegada a Temuko de más de 300 comuneros venidos desde distintos puntos de Wallmapu. Las actividades se centraron en el sector Las Pataguas, al interior del cerro Ñielol. En este lugar y según informaron los padres de Catrileo en rueda de prensa, se desarrolló una ceremonia de carácter religioso, la cual estuvo dirigida por una machi proveniente desde la Octava Región.
La reunión se extendió hasta el mediodía de hoy sábado, cuando los comuneros que participaron bajaron del cerro y se dirigieron marchando hasta el Cementerio Parque del Sendero de calle Las Encinas para visitar la tumba del malogrado estudiante. Todo ello continuará mañana domingo cuando se desarrolle un responso fúnebre en el mismo campo santo. Las actividades preparadas por la familia tienen caracter de reservado y el acceso a la prensa está absolutamente prohibido.
Los familiares de Matías Catrileo volvieron a reiterar su molestia por el hecho de que el proceso judicial por la muerte de su hijo esté en manos de la justicia militar chilena. "Este parece ser el único lugar del mundo donde sigue existiendo un sistema de justicia paralelo al público. Seguimos creyendo que los tribunales civiles podrían dar mayores garantías para establecer la verdad en este caso", indicaron los padres del estudiante y activista mapuche.
Justicia Militar

A casi un año de su muerte, sus familiares y amigos no comparten que el caso sea llevado por la Justicia Militar, menos cuando este estamento –según palabras de Nancy Yáñez, co directora del Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas a lanacion.cl- está sentenciado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) del caso “Palamara con Chile” que establece que la justicia militar no da las garantías procesales que exige la CIDH y Chile debería abolir las normas que dan competencias a los jueces militares para juzgar causas en las que están involucrados civiles.
Según las investigaciones que lleva el abogado de la familia Catrileo –Quezada, el culpable de la muerte del joven, y por ende responsable del balazo, es el Carabinero de las Fuerzas Especiales Walter Ramírez Espinoza, de 30 años, quien aparece en una grabación afirmando que están siendo atacados con piedras, y pide a su compañero que dispare, diciendo textualmente: "Mándale un balazo". Luego de esto muere Matías Catrileo.
Los antecedentes, recogidos de un despacho en Radio Digital, surgieron de un peritaje que se realizó a la grabación de las comunicaciones que mantenía el personal policial (que estaba en el predio del agricultor) con la central de Carabineros Cenco Cautín.
Walter Ramírez fue procesado por el fiscal José Pinto Aparicio como autor del delito de violencia innecesaria con la posterior muerte del joven. Aún el caso se encuentra en etapa de “sumario secreto”, por lo tanto la defensa no tiene acceso a los antecedentes, por lo que la familia espera que su abogado pueda conocer más detalles.
Recordando a Matías

Durante el transcurso del año 2008 fueron muchas las manifestaciones que recordaron la muerte de éste joven que luchaba por lo que él encontraba justo. Muchos se sintieron identificados y las marchas no sólo se convocaron en la capital regional de La Araucanía, sino que hasta Santiago llegaron cientos que hoy consideran a Catrileo como un Weichafe (guerrero) del Pueblo mapuche, que murió en busca de la reivindicación de su gente.
Los cercanos a la causa mapuche, su familia y quienes compartían ideas con Matías no descansarán hasta ver justicia, porque como versan las calles de muchas ciudades del país: Si no hay justicia chilena, habrá justicia mapuche; y es por esto que hoy muchos se levantan en nombre del joven fallecido.
Un año se cumple del cobarde assesinato de nuéstro hermano, Weichafe Matías Catrileo Quezada. Fué un 3 de Enero dónde todo el mundo estaba convulcionado por una de las Huélgas de Hámbre mas dolorósas y lárgas de nuéstra historia.
Eran 5 prisoner@s polític@s Mapuches qué con una plataforma clara de peticiones, estaban dispuéstos a ofrendar sus vídas para lograr ser escuchados y desenmascaraban ante el mundo el genocídio que se estaba cometiéndo por segúnda véz en territorio Mapuche. Dentro de ese marco de ejémplo y de lúcha... en una recuperación pacífica de sus territorios es que Matías calle herido de muérte por el disparo de un cobarde asesíno a suéldo de las transnacionales formadas por famílias" pudiéntes "de ricos - cérdos que se han adueñado del pais y a púnta de sángre y fuégo han robádo y usurpádo el territorio Mapuche.
Ellos son los Luchsinger y los Matte, seres despreciábles que han iniciado una represión sistemática contra la Nacion Mapuche, contratando personal policial y especializádo en tortúras y amedrentamiéntos, institucionalizándo el delíto y el terrorísmo de estado, ya séa en los territorios, en los tribunales y en todo lugar en que percíban organización y resisténcia. Esto se realiza con el avál y el apoyo del gobierno neo-social fascista chileno de Michelle Bachelet.
Las cárceles son ejémplo claro de la persecución inescrupulósa que se hace a tódos los que resísten. Allí se encuentran personas increíbles que tuvímos el honor de conocer. Se vé a un puéblo prísionéro, pero núnca vencido. Matías era párte de ésa mísma lúcha. Era un jóven estudiánte como cualquiera, que quiéra leer estas letras que escribímos con tanto dolor. A sus 22 años estaba lleno de esperánzas y de suéños. Era ejémplo dígno de imitar. Era dignidad, identidad, era territorio. Era constructor de su puéblo. Formaba parte de esa generación de jovenes Mapuches que se decidiéron de una vez por todas a Reconstruír su Historia.
Y ése legado es ejémplo y forma parte del futúro, para lograr la real liberacion de la Nación Mapuche, y algun dia no lejano, de púnta a púnta de nuëstro continénte americano, la recuperación de todos los territorios robados.

CON MATIAS CATRILEO Y ALEX LEMUN
FUERA LAS FORESTALES, PETROLERAS Y MINERAS DE TERRITORIO MAPUCHE!
POR LA RECONSTRUCION, RECUPERACION, Y LIBERACION DEL TERRITORIO NACIONAL MAPUCHE!!!