lunes, 5 de enero de 2009

El Dakar partio en Buenos Aires en medio de la polémica

Fuente.Azkintuwe
Más de 500 vehículos tomarán parte de la prueba, a lo largo de casi 10.000 kilómetros, durante dos semanas entre Argentina y Chile. Hoy a las 17:00 es la largada desde el Obelisco. Esta excursión a Sudamérica se produce luego de que la edición 2008 se suspendiera a causa de una amenaza terrorista de Al Qaeda en Mauritania. Sin embargo, no todo el mundo está satisfecho con su arribo a la región.
BUENOS AIRES / Después de 30 años, el Dakar, la competencia todo terreno más famosa del planeta, abandona las dunas, las rocas y las playas africanas, para internarse en la geografía de Sudamérica. Con una exposición mediatica sin precedentes –se calcula que 189 países recibirán cerca de 630 horas de producción televisiva a lo largo de los 15 días de la competencia–, la prueba se pondrá en marcha oficiosamente esta tarde, entre las 17 y las 23, en una largada simbólica en el Obelisco, y de manera oficial mañana muy temprano, a las 4.30, cuando la primera máquina, la moto KTM nº 1 del francés Cyril Despres, ponga rumbo a La Pampa.
Los competidores harán un recorrido entre el Obelisco y la sede del Parlamento trasandino, distante a quince calles, para terminar en el recinto ferial La Rural, en la zona norte de la ciudad, de donde largarán el sábado el primer tramo de 733 kilómetros hasta la ciudad argentina de Santa Rosa. El piloto español Carlos Sainz, bicampeón mundial de rally y miembro del equipo oficial Volkswagen, aseguró que esta edición del Dakar “promete mucha aventura”.
El Dakar 2009, donde tomarán parte 530 vehículos (230 motos, 30 cuatriciclos, 188 autos y 82 camiones), tendrá más de 9500 kilómetros de recorrido repartidos en 14 etapas, todas en días consecutivos salvo una jornada de descanso, el 10 de enero, en Valparaíso (Chile). Salvo el punto de partida y de llegada de cada etapa, el recorrido es conocido por los pilotos con muy poca antelación a la largada, y comprende mayormente zonas de campo traviesa, transitando numerosos y típicos accidentes naturales. A diferencia de Africa, habrá muchos rios que vadear y la prueba trepará desde el nivel del mar en Buenos Aires a los 4700 metros del paso cordillerano.
Esta excursión a Sudamérica se produce luego de que la edición 2008 se suspendiera un día antes de arrancar a causa de una amenaza terrorista de Al Qaeda al paso de la carrera por Mauritania. La competencia, creada en 1979 por el aventurero francés Thierry Sabine, recorrió siempre terreno africano, partiendo desde Europa (en París, Granada o Lisboa). Sabine murió en 1986 al caerse el helicóptero que lo transportaba. Pero sucesivos problemas políticos y sociales en los países anfitriones, además de la fuerte resistencia de sectores opositores al Dakar en Africa, fueron quitándole viabilidad en las dunas saharianas. Por eso, la edición 2009 parte desde Buenos Aires.
Sin embargo, no todo el mundo está satisfecho con la organización. En los hechos, la presente edición del Dakar partirá desde Buenos Aires en medio de fuertes críticas de organizaciones indígenas y ambientalistas, que cuestionan el arribo del Dakar a la región. Para el Consejo Asesor Indígena, organización mapuche con base en la Provincia de Río Negro, “la irrupción violenta e inconsulta del Rally Dákar 2009 en el Wallmapu –territorio ancestral mapuche que comprende parte de los actuales estados nacionales de Chile y Argentina- es una triste prueba de la violación sistemática de nuestros derechos como pueblos originarios de América”.
“Capitales privados y gobiernos nacionales y provinciales acordaron el año pasado una travesía depredadora por nuestro espacio territorial, violentando nuestra relación ancestral con y en el Wallmapu para alimentar una de las formas más frívolas del mercado del turismo de consumo internacional”, subrayó la entidad en una declaración de prensa. “Todo el tramo sur del Dakar 2009 - agregó el CAI- se hará en territorio ancestral mapuche. Y, a horas de la llegada de la invasión 'turística' ninguno de nuestros peñi ni lamngen, lof, comunidades ni nuestra organización fue ni siquiera informada ni consultada, en total y abierta violación al Convenio 169 y la Carta de Derechos Indígenas de la ONU”.
Desde la Asociación de Arqueólogos Profesionales de la República Argentina (AAPRA) se ha alertado además sobre cómo el Rally afectará al patrimonio cultural del país el paso de los casi 500 automóviles que recorrerán los 6.000 kilómetros de la geografía americana. Los organizadores han avanzado que el Dakar recorrerá nueve provincias argentinas, aunque sin concretar los caminos puesto que desconocer el trazado exacto hasta el día de la etapa forma parte de la competición.
Para la AAPRA ese es el principal problema para lograr la conservación del patrimonio. “Nuestra asociación no pone palos en las ruedas” aclara su presidenta, Norma Ratto, pero reclama unos Estudios del Impacto Ambiental y Social que permitieran proteger yacimientos presentes y potenciales con áreas de exclusión para la carrera. Según la organización del rally, se han efecutado los correspondientes informes y medidas para preservar el medio ambiente y las culturas arqueológicas, pero Norma Ratto asegura a ADN.es que ellos no tienen constancia de tales estudios previos.
Sitios arqueológicos
Una de las zonas más vulnerables al paso de los automóviles es la meseta de Somuncurá, situada en la provincia de Río Negro, territorio del Pueblo Mapuche en Argentina. Esta superficie de 34.650 kilómetros cuadrados, que cuenta con recursos arqueológicos y paleontológicos -algunos pertenecientes a culturas de hace 10.000 años-, ha restringido el turismo en la zona durante el año para evitar su destrucción. Sin embargo, el trazado del rally discurrirá muy cerca del lugar según el mapa oficial de la prueba.
Otro lugar en peligro es Palo Blanco, situado en el noroeste del país, donde recientemente se encontraron los restos de una aldea de hace más de 2.000 años. Según la Doctora Norma Ratto, “no es un área protegida a nivel nacional ni provincial, ni tampoco está alambrado” por lo que los participantes podrían rodar sobre la superficie sin saber que se trata de un lugar de trabajo arqueológico. Además de estas dos zonas principales, desde la Asociación de Arqueólogos se avisa de la posible destrucción de yacimientos en la Patagonia, Pampa, Cuyo y el Noroeste argentino.
“Pueden ser espacios destinados a la producción de instrumentos en piedra, vasijas, cerámicas o metales, funerarias, residencias permanentes o temporales, producciones agrícolas o rituales” enumera Ratto entre las posibles perdidas, así como recalca el valor simbólico “para las poblaciones orginarias”. Desde la organización del Dakar, sin embargo, se defienden con su estudio porque “fue aprobado por los gobiernos provinciales”. Ya sufrieron varias protestas durante la travesía por África que no les detuvieron y ahora no han anunciado ninguna modificación urgente para adecuar el trazado a la solicitud de los arqueólogos argentinos.
En Chile, por su parte y pese a las críticas de ambientalistas y mapuches, el subsecretario de Deportes, Jaime Pizarro, señaló que le gustaría que la prueba se quedara en su país, incluso con más etapas de la competencia. “Si usted me pregunta lo que me gustaría, yo quisiera desarrollar más etapas en chile, ese sería mi sueño”, declaró Pizarro a radio Cooperativa. Asimismo, reconoció el buen trabajo realizado por el gobierno de Bachelet para llevar a Chile el Dakar y que eso “nos permite tener mejores opciones” para dejar la competición en tierras chilenas. Los tramos que contempla el recorrido chileno del Rally Dakar 2009 son Valparaíso – La Serena (8 de enero), La Serena – Copiapó (12 de enero) y Copiapó – Copiapó (13 de enero)