viernes, 23 de enero de 2009

Atacan maquinaria forestal en fundo de Padre Las Casas IX Region de Gulumapu, Chile

Fuente.Pais Mapuche
El fuego arrasó con siete máquinas forestales, una camioneta y un contenedor. Según los medios y sus fuentes de gobierno, sería "uno de los atentados más graves en la zona en el último tiempo".
Gulumapu_El ataque incendiario registrado la madrugada de ayer jueves, dejó pérdidas por lo menos de 900 millones de pesos en el fundo Santa Elena de propietarios winka australianos, a 15 kiómetros de Padre Las Casas en la novena región.
El fuego arrasó con siete máquinas forestales, una camioneta y un contenedor. Según los medios y sus fuentes de gobierno, sería "uno de los atentados más graves en la zona en el último tiempo".
El cuidador del lugar sería el único testigo de los hechos, diciendo que fueron unos seis encapuchados armados los autores del incendio. Al lugar llegó personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) en busca de pistas para dar con los responsables, mientras que un gran contingente de las dos policías (carabineros e investigaciones) realizan una "operación rastrillo" en el sector para dar con el paradero de los autores del ataque.
El Ministro del Interior (s) Patricio Rosende anunció horas más tarde que "el ejecutivo actuará con toda la fuerza de la ley" para atrapar a los autores de este hecho, que pese a su impresión, evitó catalogar como "terrorista", argumentando que es la justicia quien debe calificarlo. "Vamos a hacer uso de todos los instrumentos de que el estado dispone en este caso como en los anteriores, la Ley de Seguridad Interior del Estado es una posibilidad que vamos a utilizar", agregó el nuevo máximo de la represión.
Una de las primeras medidas adoptadas por Rosende fue instruir a la Intendenta Nora Barrientos para que presente las querellas que correspondan contra quienes resulten responsables de este atentado "indignante".
Tambien se comunicó con el fiscal Sergio Moya, otro histórico en la persecución al movimiento mapuche, quien en estos momentos se desempeña como fiscal regional subrogante (reemplazando a Francisco Ljubetic). El mensaje del gobierno para él fue el de reiterarle que existe la disposición de entregarle "todos los elementos policiales y de inteligencia necesarios" para que sus secuaces cumplan su sucia labor represiva.
A esa hora, según el Mercurio, el fiscal Moya estaba reunido con el alto mando de Carabineros y de Investigaciones de la zona diseñando las artimañas y vejámenes que se desarrollarán para dar con el paradero y la identidad de los encapuchados.

Fuente: El Mercurio y Diario Austral