miércoles, 28 de enero de 2009

Histórico referendum aprueba nueva Constitución de Bolivia

La primera Constitución revolucionaria en el mundo acaba de nacer / El presidente Evo Morales afirmó que con la nueva Constitución Política, aprobada con un respaldo social del 65 por ciento, se refunda Bolivia en un marco democrático con lo cual se inicia a partir de hoy un proceso de reconciliación. Ante miles de simpatizantes reunidos en La Paz, Evo Morales dijo: "Hoy se refunda una nueva Bolivia con igualdad de oportunidades para todos". "El sector más humillado y marginado ahora es reconocido", añadió, en referencia a los campesinos y los pueblos indígenas que su gobierno ha intentado reivindicar, dándoles más protagonismo en la política y la economía.

Aquí empieza la nueva Bolivia, un Estado con nación, para llegar a la igualdad de todos los bolivianos y empieza la dignificación de los campesinos e indígenas", indicó al pronunciar un discurso en el balcón presidencial de Palacio Quemado, sede del Ejecutivo.
Aclaró que aquí no hay un empate, como lo pide la oposición, sino que hay un solo ganador: la nueva constitución y por tanto "no hay media luna (región opositora conformada por los departamentos de Beni, Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija) sino que seremos luna llena".
Afónico, vestido con un saco negro con franjas de tela andina tejida a mano, color vino, Morales dijo que a partir de ahora los campesinos e indígenas tienen el mismo derecho que los demás ciudadanos, luego de haber sido excluidos durante muchos años.
Recordó que desde 2005 inició un proceso de transformación de Bolivia que pasa por la nacionalización de los hidrocarburos y el reconocimiento de los grupos étnicos.
Vamos de triunfo en triunfo y los neoliberales y vendepatrias permanentemente han sido derrotados, dijo en alusión a los prefectos opositores a su gobierno.
Señaló que las transformaciones profundas pondrán fin al latifundismo al disminuir de diez mil a cinco mil el número de hectáreas que pueden detentar los agroindustriales. Mandar, gobernar, obedeciendo al pueblo boliviano, es la consigna de su gobierno indicó al señalar que va a seguir trabajando a favor de los pobres.
"Aquí terminó el colonialismo interno y externo. Aquí ha terminado el neoliberalismo y la forma como subastar los recursos del Estado. Gracias a la conciencia de los ciudadanos ahora se recuperarán los recursos y ningún gobierno podrá cambiar eso", añadió.
Morales dijo que el pueblo ha constitucionalizado algunas reivindicaciones que se ha llevado hasta ahora y queda constitucionalizado la recta dignidad a favor de los desprotegidos.
Adelantó que los servicios como agua, y energía serán públicos y no privados. Vamos bien, sólo falta mayor coordinación con todos los prefectos (gobernadores) y "tenemos la obligación de aplicar e implementar la nueva Constitución".
Saludó a los campesinos, sindicatos que se sumaron para garantizar estas transformaciones profundas que espera el pueblo boliviano.
Llamó además a los prefectos y alcaldes para conformar un Consejo de Autonomías y pidió a los constitucionalistas trabajar juntos en la implementación de la Nueva Constitución.
Ateridos por el frío y bajo la amenaza de una llovizna, miles de bolivianos se concentraron en la Plaza Murillo, frente al Palacio Quemado, sede del Ejecutivo para festejar la aprobación de la nueva Constitución Política.
"Que viva Evo Morales", "Gracias Evo", "Contigo hasta la muerte", gritaban los simpatizantes de Morales, muchos de ellos argentinos que bailaban, lanzaban gritos y hacían detonar cohetones luego de que se difundiera que ganó el `Sí´ con 65 ó 70 por ciento.
El presidente de los bolivianos ingresó raudamente a Palacio de Gobierno, vestido con una casaca (chamarra) de cuero con tela tejida andina y dos horas después salió al balcón presidencial para encabezar las festividades y cantar el himno nacional.
"Evo hermano, el pueblo dijo sí", coreó en varias ocasiones la multitud mientras cohetones y bombardas eran detonados.
"Aquí empieza la nueva Bolivia, un estado con nación, para llegar a la igualdad de todos los bolivianos y empieza la dignificación de los campesinos e indígenas", expresó Morales.
El referendo dirimidor de la tierra ganó con un 70 por ciento con lo cual ahora serán cinco mil hectáreas en vez de las diez mil que se detentaba hasta hoy.
Las cadenas televisivas ATB, Red UNO, PAT, Gigavisión, Unitel y la Televisión Boliviana publicaron datos en boca de urna, que no son los oficiales, pero que dieron por triunfador el proceso emprendido por Morales.
Mientras tanto, el presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, dijo que todavía no tienen cifras oficiales porque tienen que realizar un recuento de votos aunque admitió que han tenido escasas denuncias y mensajes negativos respecto al padrón.
"Estamos profundizando esta democracia ya que hubo 85 por ciento de participación ciudadana, un dato fundamental que significa que los bolivianos quieren vivir en democracia y es el mensaje que se debe rescatar", acotò