jueves, 23 de abril de 2009

Presos políticos de Choque denuncian tratos inhumanos desde su detención

Fuente.Pais Mapuche
Luego del inhumano interrogatorio en fiscalía militar, tres de los 12 peñi encarcelados quedaron incomunicados en celdas de castigo. Mientras Segundo Ñehuei quien fue herido por la PDI, permanece postrado en la cárcel de Concepción, sin que hallan sacado aun los perdigones alojados de su rodilla. Por su parte, Jonathan Huillical tiene un severo daño en su oido por los golpes policiales.
Gulumapu_ Después de una semana de incertidumbre, los familiares de los presos por fin pudieron saber algo de ellos, intentando visitarlos. Excepto por los tres incomunicados desde el jueves, José Huenuche, Ramón Llanquileo y Jonathan Huillical, quienes no pueden recibir visitas. Ellos se encuentran en celdas de castigo, solos, sin tener contacto con nadie, sin ver la luz del día, con escasa comida y durmiendo en el suelo. No existe aun claridad de cuánto duraría esta inhumana situación.
Los familiares denunciaron que desde la detención fueron brutalmente golpeados por el grueso contingente de la PDI. Cuando por los medios se decía que no hubo violencia y no opusieron resistencia, es que no había resistencia posible, cuando entraron a las casas por decenas, con armamento de guerra y golpeando a los peñi en el suelo. Luego se los llevaron samidesnudos, sin zapatos, pudeindo recién en Concepción vestirse de manera adecuada, lo que se agrava con las deficultades que opone gendarmería para entrarles implementos básicos de aseo, vestuario y comida.
Además se les está tratando como presos comunes, dejando pasar su condición de presos políticos y que vienen de comunidades mapuche. Las familias piden que se les trate con respeto como a cualquier persona "porque antes de ser mapuche son seres humanos". Exigen también que se les traslade de vuelta a la cárcel de Lebu, donde estarían más cerca de sus familias.
Comunicado Público

Los Presos Políticos Mapuche en la cárcel El Manzano de Concepción, denunciamos ante la opinión pública:
Que fuimos trasladados mediante engaño desde Lebu a Concepción, ya que se nos dijo que íbamos a tribunales de Cañete. Se nos trajo solo con lo que teníamos puesto y sin comer, causando incertidumbre en nuestros familiares y seres queridos.
Estamos en un dormitorio común, durmiendo en el suelo, en condiciones indignas y hacinados, lo que ha provocado roces y amenazas de algunos internos.
Denunciamos también, que nuestro peñi Segundo Ñehuei, herido por la policía de investigaciones con un escopetazo en una pierna, no contó con atención médica adecuada los primeros días, lo que agravó su herida y actualmente se encuentra hospitalizado en el penal.
Todo esto provocado por la irresponsabilidad de gendarmería que no generó las condiciones mínimas de seguridad y dignidad, negándosenos el regreso a Lebu.
Por otro lado, denunciamos el trato vejatorio de la Fiscalía Militar, que nos tuvo desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche esposados de pies y manos, hacinados y sin procurarnos ningún tipo de alimento. Éramos 12 personas en un furgón de gendarmería que estuvo expuesto al sol en fiscalía militar y en el traslado desde esta a investigaciones.
Queremos denunciar con firmeza este burdo montaje, llevado a cabo por investigaciones, carabineros, la justicia civil y la militar, orquestados por el gobierno y el poder económico de las forestales y mineras.
Toda esta persecución se debe a que somos comuneros mapuche que nos oponemos a la usurpación de nuestro territorio y la destrucción de nuestra vida como mapuche.
Libertad a todos los presos políticos mapuche¡¡ Marrichiweo !!