sábado, 18 de abril de 2009

Continúan los Allanamientos Policiales a Comunidades Mapuches en Chile

Fuente.Mapuexpress
A través de un comunicado público difundido por Internet, el territorio de Yeupeko, lugar donde fue asesinado Matías Catrileo por agentes del estado chileno, se denuncia un nuevo y violento allanamiento policial, aparentemente, en búsqueda de un comunero Mapuche. El hecho se agrega a la escalada represiva en zonas de Arauco y Malleco.
Gulumapu_Firmado por el Lof Yeupeko, se señala: “Que el Estado de Chile, no cansado de amedrentar a nuestra Nación Mapuche y la organización que resiste al extermino forzado (CAM), a comenzado el día 16 de abril, exactamente a las 16 horas, una nueva persecución política en contra de nuestro Lof, Yeupeko- Filkún”
Agrega en su comunicado: “Utilizando más de sesenta efectivos, micros antidisturbios, tanquetas, armamento de guerra y un helicóptero que sobrevoló a muy poca altura sobre nuestra comunidad. Se inició la nueva caza Mapuche que a menos de una semana ya tiene a doce de nuestros destacados hermanos encarcelados”.
Se señala en el Comunicado que miembros de la Comunidad resistieron el allanamiento y agregan: “Aclarar una vez más, que en nuestros campos, no existen ni “terroristas”, “ni violentistas”, por el contrario, solo gente de trabajo que decidió terminar con la usurpación de tierras históricas a manos de una casta de latifundistas”…. “Con estos hechos, a nosotros nos queda claro que el Estado de Chile y su administración a cargo de Michelle Bachelet, se ha puesto a lado de los empresarios y latifundistas. Primando su interés por mantener el orden capitalista y para ello, se hace necesario encarcelar, destruir y deslegitimar la expresión anticapitalista más avanzada de la lucha Mapuche, como lo es, la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco”…
Finalizan señalando “Por último, este nuevo allanamiento no nos asusta ni amedrenta, por el contrario, nos da más fuerza para seguir avanzando por nuestra territorio y la liberación nacional Mapuche, cuando un 13 de enero de 2001 decidimos cortar los cercos de la opulencia de unos pocos. Y que hasta el día de hoy, nos ha costado persecuciones, tortura a uno de nuestros comuneros, cárceles, clandestinidad política y la caída en combate el 3 de enero de 2008, de nuestro Weichafe, Matías Catrileo. Por ello, seguiremos avanzando, creando esperanza para las nuevas generaciones de Mapuche que nazcan”