jueves, 9 de abril de 2009

Fiscal dedicado a la problematica mapuche en Chile, Mario Elgueta recibe capacitación del FBI

En la Oficina Federal de Investigación, el FBI, en Virginia, Estados Unidos, una delegación de carabineros, policía de investigaciones y fiscales chilenos realizaron cursos antisubversivos con especialistas en la materia, provenientes de los organismos de inteligencia norteamericanos entre el 16 y el 20 de marzo pasados.
Gulumapu_El llamado fiscal antimapuche, Mario Elgueta, quien tiene por trabajo exclusivo investigar y perseguir el movimiento mapuche en la región del Bio Bio, fue uno de los principales participantes en el adiestramiento.
Entre los cursos dictados que radio Bio Bio pudo averiguar está el de "Investigación en Postdetonación", junto con "técnicas y metodologías avanzadas en investigación de acciones terroristas" en el ámbito de detonación de artefactos explosivos; lo que incluyó la identificación de los detonantes usados en aquellas acciones.
Participaron 10 integrantes de carabineros y 10 de investigaciones (PDI), más seis fiscales. Entre estos últimos, sólo se ha podido confirmar la presencia del fiscal Mario Elgueta, el mismo que en diciembre pasado recibió una emboscada por parte den organos de resistencia mapuche en el sector de Puerto Choque, Lago Lleu Lleu. No se descarta la asistencia de otros persecutores de los movimientos sociales en Chile.
Antecedentes
Este trabajo conjunto con los organismos de inteligencia policial estadounidenses, ha trascendido desde hace ya un tiempo, cuando el entonces subsecretario del Interior, Felipe Harboe, viajó a renovar este tipo de convenios con el imperio capitalista mundial, entre octubre y noviembre del 2008.
Allí Harboe se reunió con personal de las distintas ramas de seguridad del estado, entre los cuales destacaron las reuniones con el subdirector del FBI John Pistole, realizada en Quantico, un centro de entrenamiento de ese organismo; con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS); con la Interpol (Policía Internacional); la CSIS (Agencia de Inteligancia Canadiense) y la DEA (Agencia Antidrogas). Además estrechó lazos con el director del comité antiterrorista para Naciones Unidas, Karev Sergey.
En la misma linea, fueron numerosos los trascendidos que evidenciaban las gestiones por todo el continente, del fallecido general director de carabineros José Bernales, quien afianzaba estrategias comunes de combate a los movimientos sociales peligrosos para la estabilidad capitalista.
Trabajo de alto nivel
El trabajo investigativo en la represión de los movimientos sociales con especial ahinco en la lucha mapuche, se viene desarrollando hace muchos años. Los presupuestos públicos destinados crecen cada año, a lo que se suma la coordinación con estrategias comunicacionales que suavicen en la opinión pública la violencia del estado, distrayendo, ocultando y confundiendo.
Estos datos, para nada nuevos, pero que recién han salido a la luz pública, pueden estar manejados desde sus protagonistas, sin embargo, evidencian el nivel de trabajo al que pueden llegar con facilidad los organismos represivos.

Fuentes: Radio Bio Bio, El Mercurio