martes, 13 de octubre de 2009

Niños y jóvenes mapuches heridos en Temucuicui tras violentos operativos de Carabineros

Fuente.Pedro Cayuqueo
Un saldo de nueve mapuches heridos de diversa consideración han dejado las últimas jornadas de movilizaciones en Temucuicui, comuna de Ercilla, donde fuerzas especiales de Carabineros han arremetido violentamente contra los comuneros. Dentro de los lesionados por perdigones se encuentran dos menores de edad, uno herido en sus piernas y otro en el rostro cuando se encontraba buscando sus animales. También fue herido en un ojo Pablo Catrillanca, hijo del Ñizol Lonko del territorio.
Gulumapu/Chile_“La policía está ingresando a matar al interior de la comunidad, así dialoga el gobierno de Bachelet”. Las palabras del dirigente de la Comunidad Temucuicui y vocero de la Alianza Territorial Mapuche, Mijael Carbone Queipul, dan cuenta del escenario de terror que han debido vivir los comuneros en los últimos días y que arrojan un saldo de nueve mapuches heridos, dos de ellos menores de edad que recibieron impactos de balines policiales, uno de ellos en el rostro y un segundo en sus piernas el día de ayer.
La arremetida policial, constante en los últimos meses, se intensificó la semana recién pasada, tras el inicio de la construcción de zanjas en el Fundo La Romana por parte del agricultor René Urban, ello para evitar el ingreso de comuneros sobre las tierras que reclaman como propias. Coincide además con la denuncia por graves atropellos realizadas en días previos por los propios mapuches de Temucuicui ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados en Valparaíso.
A juicio de Carbone, tras los últimos hechos represivos estaría el interés del gobierno de forzar acciones de autodefensa de las comunidades, ello para minimizar ante la opinión pública internacional las graves violaciones y atropellos por parte de la fuerza pública que les afectan a diario junto a sus familias. “El gobierno de Bachelet ya suma miles de heridos, torturados, varios asesinados, presos de conciencia, exonerados políticos, todos mapuche, además de otros tantos chilenos. La situación es desesperada, por eso llamamos a todos las personas y organizaciones solidarias a manifestarse en contra de esta masacre genocida”, subrayó el werken mapuche.
Durante la jornada de ayer sábado, hasta los hospitales de Angol y Victoria debieron ser trasladados dos comuneros de Temucuicui, quienes fueron heridos por disparos de escopetas antimotines de Carabineros. Uno de los heridos fue el menor de sólo 12 años de edad, Álvaro Andrés Coronado Huentecol. “Estábamos tomando once en la casa cuando vinieron a avisar que habían herido al niño. Mi hijo fue ayudar a levantarlo, porque estaba desmayado. En ese momento Carabineros comenzó a disparar y le llegó a mi hijo”, relató María Queipul, madre de Humberto Andrés Araníbar Queipul, de 20 años, el otro lesionado en el incidente. El joven presentaba un impacto de perdigón en su párpado, pero aparentemente sin comprometer el globo ocular, lesiones calificadas como de mediana gravedad.
La mujer recalcó que los disparos que recibieron ambos jóvenes fueron “dentro de la comunidad”, descartando de plano que fuera producto de su ingreso o ataque al fundo La Romana. Dos ambulancias del Samu de Victoria y Collipulli llegaron al sitio del suceso, trasladando al menor hasta el hospital victoriense, mientras que el comunero de 20 años se habría negado en principio a ser atendido, por miedo a ser detenido. El niño ingresó con impactos de perdigones en sus piernas y fue internado en el centro asistencial de esa comuna. En tanto, a eso de las 21.15 horas, ingresó al Hospital de Angol a bordo de una ambulancia del Samu Collipulli, Humberto Araníbar junto a su madre, ya que el joven finalmente aceptó ser trasladado al centro asistencial de la capital de Malleco. Ambos denunciaron haber sido atacados a mansalva por la policía.
Semana sangrienta
A los dos comuneros heridos el día de ayer, se suman otros siete del mismo sector, víctimas de la violencia policial en días previos. Dentro de los casos que reportó la Alianza Territorial a través de un comunicado se encuentra otro menor identificado como Felipe Marillán Morales, de 10 años de edad, quien fue herido cuando se encontraba buscando a sus animales. Al pequeño se le diagnosticó una herida en la región parietal sin compromiso, y si bien está fuera de riesgo vital, permanece internado en el centro asistencial de Victoria. Desde allí, reclamó justicia y llamó a esa institución que indaga el caso, a que expulsen al funcionario destacado en el País Mapuche.
“Que lo den de baja no más porque ellos no tienen derecho a dispararme a mi, yo no andaba haciendo nada ahí, ni tampoco andaba en el conflicto”, comentó Felipe. Su madre, Ana Morales, señaló en tanto tener “rabia” por el ataque. “Tengo ganas de verlo al carabinero que atacó a mi hijo y agarrarlo, sacarle no se que cosa… no se. Si yo tuviera algo en mis manos... aunque me maten, pero yo doy mi vida por mi hijo”, agregó. Atento a la difusión del caso por los medios de comunicación este viernes, el General Director de Carabineros, Eduardo Gordon, informó que “se están investigando los antecedentes” por lo que pidió “esperar los resultados”. “Si algún funcionario nuestro se ve involucrado en un hecho tendrá que responder frente a la justicia que es la encargada de determinar y clarificar los hechos”, complementó.
Además de este lamentable hecho hay otros siete comuneros mapuches heridos en diversas partes del cuerpo, siendo el caso más grave el de Pablo Catrillanca Queipul, quien fue baleado en la espalda y en su ojo izquierdo al interior de la comunidad. Catrillanca fue operado de urgencia en el Hospital Regional de Temuko y está a la espera de un diagnóstico que le permita saber si perderá el ojo o podrá recuperar la visión. Pablo es hijo del destacado Ñizol Lonko y líder de la Alianza Territorial Mapuche, Juan Catrillanca Antin, quien aseguró que el objetivo de carabineros es simplemente herir a las comunidades para amedrentarlas en su lucha.
Una idea que comparte el abogado de derechos humanos y experto materias indígenas, Jaime Madariaga, quien lleva la causa del joven mapuche muerto tras el desalojo del Fundo San Sebastián de Angol, Jaime Mendoza Collío. Para Madariaga el actuar de carabineros es injustificado porque atacan a todos los mapuches sólo por una detención. “Carabineros entra a una comunidad indígena a hacer una detención, como por ejemplo en Temucuicui en que en la comunidad hay 150 casas y ellos van a detener a una persona que vive en una de esas 150 casas, por lo tanto, 150 puertas son pateadas, muchas personas son maltratadas y eso es visto por niños” declaró el abogado.
En los últimos días, el Fundo San Sebastián también ha sido escenario de arremetidas policiales, ello tras ser ocupado pacíficamente por comuneros de Requem Pillán, comunidad a la cual pertenecía Jaime Mendoza Collio. El vocero de la comunidad Ranquilco de Collipulli, Rodrigo Curipán, detenido junto a cerca de una decena de comuneros que ocuparon el predio el día viernes, afirmó que regresarán al predio, sobre el cual reclaman derechos ancestrales. Curipán afirmó que el grupo de mapuches desarrollaba una toma de carácter pacífico en el citado predio. “Siempre hemos buscado que el gobierno responda cómo soluciona el problema de tierras de las comunidades y las familias, estábamos haciendo algo pacífico”, explicó. Consultado respecto a que si una vez liberados de los cargos que se les imputan por la ocupación, regresarían al predio, “vamos a volver”, respondió.